Lastpass: La última contraseña que tendrás que recordar.

image_pdfimage_print

claves

La gestión de nuestras claves de acceso personales en internet se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para todos los usuarios que estamos mínimamente preocupados por nuestra seguridad en La Red. Todos sabemos que hemos de tener una contraseña distinta para cada sitio, y que han de ser difíciles de deducir (nada de cumpleaños, 1234, etc…).

Pero entonces…. ¿Cómo hacemos para recordar docenas de contraseñas?.

¡LassPast tiene la solución!

LastPass es un servicio web encargado de administrar todas nuestras contraseñas de acceso a las distintas páginas web en las que estamos registrados.

Por supuesto, toda la información almacenada es codificada antes de abandonar nuestro ordenador, lo cual hace prácticamente imposible una fuga de seguridad de nuestros datos.

Su uso es realmente sencillo. Tan solo tenemos que instalar el programa desde su página web y el conector correspondiente de nuestro navegador. Así, una vez identificados con nuestro usuario y contraseña le LastPass, cada vez que accedamos por primera vez a una página donde se nos pidan nuestros datos de acceso, LastPast nos mostrará un mensaje indicando si queremos guardar los datos de identificación. Si le decimos que los guarde, la próxima vez que accedamos a este sitio, nuestros datos de usuario y contraseña aparecerán rellenados automáticamente.

Una de las grandes ventajas de LastPass es que si accedemos  a un mismo sitio con varias cuentas de usuario, guarda todas las claves de cada cuenta y al acceder nos muestra un menú desplegable con todas ellas para poder elegir. Por ejemplo: Yo administro unas 20 cuentas de correo de gmail. Imaginaos: Si me cuesta recordar todas las direcciones de email que administro, ¡Como para recordar sus contraseñas!. Antes, no tenía más remedio que simplificarlo usando la misma contraseña para todas, con el riesgo de seguridad que ello suponía. Ahora, con LastPass, tan solo tengo que elegir de la lista de cuentas de gmail aquella a la que quiero entrar.

Ademas, dado que no tenemos que recordar las contraseñas, podemos usar contraseñas desectructuradas, del tipo «34=^q99». El propio LastPass tiene una utilidad en la que le decimos la longitud que queremos para nuestra contraseña y el tipo de caracteres a utilizar y él solito nos genera la nueva contraseña.

Otras opciones interesantes son:

– Registro de acceso a cada web, indicando la fecha y hora de la última vez que hemos accedido a cada sitio.

– Posibilidad de agrupar las contraseñas en carpetas

– Creación de notas seguras, esto es, información que nos son contraseñas de acceso pero que queremos guardar en un lugar seguro. Podemos almacenar tanto texto como imágenes ( nº póliza del seguro, fotocopia DNI, etc…).

– Almacén de formularios: Podemos crear un formulario, por ejemplo, con nuestro nombre, dirección, teléfono, etc… y utilizarlo posteriormente cuando se nos soliciten estos datos.

– Compartir contraseñas: Esta opción es muy interesante ya que nos permite compartir el acceso a un sitio web con otros usuarios de LastPass, pero sin necesidad de darles la contraseña de acceso, de tal forma que en cualquier momento podemos anularlo  y el otro usuario dejará de tener acceso a la web.

 

LastPass está disponible en versión gratuita, que permite el acceso a través de página web, y en versión de pago (10€ año), que además permite el acceso a través de teléfonos móviles.

 

En resumen: Una herramienta imprescindible para poner un cierto orden en el caótico mundo de las contraseñas personales.

Patrocinado por dcalidad.com

Tags: